메인메뉴 바로가기본문으로 바로가기

Features

2021 WINTER

HANOK: ESPACIO DE CAMBIO

Inspiración para arquitectos contemporáneos

Las casas tradicionales coreanas son una rica fuente de inspiración para los arquitectos de hoy. Tomando como motivos para la arquitectura contemporánea las estructuras o técnicas únicas del hanok, se esfuerzan por crear nuevas estéticas y funcionalidades experimentando con los elementos innatos de tan singular vivienda.


fea3-1.jpg

El Centro de Arte y Cultura de Gyeongnam en Jinju, diseñado por Kim Chung-up (1922-1988), arquitecto coreano moderno de primera generación, se inspira en pilares de éntasis y soportes ornamentados de edificios tradicionales de madera. Finalizado en 1988, es una moderna abstracción del estilo tradicional coreano.
© Ahn Hong-beom

En 1965, un coreano fue reconocido como Caballero de la Orden Nacional del Mérito del Gobierno francés: hablamos del arquitecto Kim Chung-up (1922-1988), condecorado el mismo año en que falleció el maestro de Kim y padre de la arquitectura moderna, Le Corbusier.

Kim, el único coreano que había estudiado directamente con Le Corbusier, se convirtió en una destacada figura en la comunidad arquitectónica tras la liberación de Corea del dominio japonés en 1945. Entre de 1952 y 1956 trabajó en el estudio de Le Corbusier de París, y cuando volvió a su tierra natal intentó recomponer la destrucción masiva dejada por la Guerra de Corea. Entonces buscó cómo aplicar la arquitectura moderna a ese contexto, al tiempo de explorar vías para revitalizar la arquitectura tradicional coreana. El resultado de esas ref lexiones y esfuerzos es la Embajada de Francia en Seúl, construida en 1960, considerada una de las principales obras de Kim.

fea3-2.jpg

La Embajada de Francia en Seúl que muestra esta foto antigua presenta aleros de concreto que rememoran las curvas del tejado de una casa tradicional coreana. En 1965, tres años después de completarla, Kim Chungup fue galardonado con la Orden Nacional del Mérito del Gobierno francés. Tras varias ampliaciones y renovaciones, los tejados han perdido gran parte del formato original.
© Museo Arquitectónico Kim Chung Up

TEJADOS Y ALEROS
A diferencia de los proyectos liderados por el gobierno para reproducir la arquitectura tradicional, Kim no cometió el error de simplemente imitar la forma del hanoky crear casas de estilo tradicional en hormigón. En cambio, intentó revivir su estética espacial y estructural única. El diseño típico del hanoktiene edificios separados, llamados chae, con funciones específicas. Hay sarangchae (aposentos de hombres), anchae(aposentos interiores o aposentos de mujeres), haengnangchae(aposentos para sirvientes) y byeolchae (anexos). Las secciones más importantes son sarangchae y anchae, que ocupan el señor y la señora de la casa, respectivamente. El primero, donde el cabeza de familia recibe a los invitados, es un espacio público o abierto. En contraste, el último es una zona privada donde la familia realiza actividades personales. Sobre la base de esa separación funcional, la Embajada de Francia diseñada por Kim presenta dos alas: un edificio de oficinas para asuntos oficiales y la residencia del embajador.

Kim también incorporó el diseño de los aleros elegantemente elevados del hanok. En cada edificio de la embajada, el techo está separado del cuerpo y opera como elemento escultórico, con aleros curvilíneos. Los techos también difieren de un edificio a otro: el de oficinas se curva ágilmente, con alas extendidas como un pájaro listo para volar, mientras que la residencia tiene un techo plano que emana estabilidad. Estos diseños ref lejan la estética del hanok, donde los anchaese centran en lo práctico, mientras que los sarangchae, expuestos al exterior, son más ornamentales. Igual que la línea de los aleros permite distinguir anchaede sarangchae, el edificio de oficinas y la residencia de la Embajada de Francia pueden distinguirse fácilmente por el ángulo de sus techos.

Reflejando la función de la embajada de representar al Gobierno de Francia en Corea, sus edificios son fieles al funcionalismo moderno que Kim aprendió de Le Corbusier, con techos visualmente impactantes que expresan la belleza tradicional coreana.

PILARES Y SOPORTES
También es de estilo hanokel Centro de Arte y Cultura de Gyeongnam, finalizado en 1988. El diseño de Kim para este edificio fue seleccionado en un concurso en 1981. Ubicado en Jinju, provincia de Gyeongsang del Sur, posee pilares y soportes particularmente distintivos. En los edificios de madera tradicionales, los soportes que conectan los pilares con el techo son muy ornamentales, de elementos muy ligados y coloridas obras de arte. Los pilares del centro cultural mantienen los soportes bajo un amplio techo, no al modo tradicional, sino con un estilo moderno y abstracto. Los soportes fueron simplificados y las cimas de los pilares, desde la distancia, recuerdan a una mujer con un jarrón en la cabeza, o quizá a una persona con los brazos levantados como celebrando.

Los pilares alineados bajo el techo recuerdan las éntasis de un edificio de madera tradicional, pues el diámetro de su eje difiere en la parte superior e inferior. Los tipos de éntasis usadas en los edificios coreanos son dos: baeheullim, cuyo eje sobresale hacia afuera en el tercio inferior antes de estrecharse nuevamente, y minheullim, donde el eje se ensancha gradualmente hacia el fondo. Generalmente, estas éntasis se usaban en edificios grandes, como palacios o salas de templos, y a distan- cia parecen mucho más estables que los pilares rectos. Este centro provincial de arte y cultura, principalmente usado para artes escénicas, se inspiró en el pabellón de dos pisos Gyeonghoeru del Palacio Gyeongbok, cuyos pilares de madera en la cubierta superior son estrechos por arriba y anchos por abajo.

fea3-3.jpg

Esta casa en Nonhyeondong, Seúl, diseñada por Seung Hyo-sang (estilo Seung H-Sang), tiene exterior de hormigón visto pero conserva el ambiente de un hanok tradicional de planta cuadrada, con espacios interiores que dan al patio central. Bautizada como Sujoldang, fue construida en 1992.
© Kim Jae-kyeong

PATIO INTERIOR
Cuando Corea crecía rápidamente, Seung Hyo-sang (estilo Seung H-sang) retrocedió para buscar la “belleza de la pobreza”. Evitó la ornamentación y usó hormigón visto para expresar una belleza sencilla. ¿Cómo pudo captar la belleza del hanokcon hormigón? Seung buscó la esencia interna, más que la externa, del hanok. La respuesta se ref leja en Sujoldang, una casa en Nonhyeon-dong, al sur de Seúl, diseñada en 1992. Su propietario era Yu Hong-june, profesor e historiador del arte, autor de “Mi exploración del patrimonio cultural”, una de las series más vendidas de los ’90.

El típico diseño del hanok tiene alas separadas en la parte delantera y trasera de un gran patio, pero con la rápida urbanización cada vez era más difícil conseguir una parcela grande para una casa privada en las ciudades. En las décadas de 1920 y 1930, las llamadas casas de “planta cuadrada” comenzaron a poblar el barrio de Bukchon, en el centro de Seúl, como nueva versión urbana del hanok. Se llaman así porque sus dependencias se disponen en torno a un patio central cuadrado usado por Seung como base.

Con una fachada de hormigón visto, el exterior de Sujoldang no aparenta una casa tradicional, pero la distribución de su espacio interior recuerda claramente a la del hanok. Dispuesto en torno a un patio interior, Sujoldang cuenta con una sala de estar y dos dormitorios en el primer piso y con tres dormitorios en el segundo piso. Cada habitación mira al patio, diseño que exige largos recorridos entre los cuartos. Pero eso no fue por accidente:esta casa fue diseñada aposta para que vivir en ella fuera algo incómodo. Aquellos que piensen que en una casa todo debe ser cómodo y cercano, encontrarán esta casa bastante inquietante.

Observemos la trayectoria de movimiento desde anbang, sala principal de los cuartos interiores, hasta sarangbang, sala principal de los cuartos del maestro, en un hanokde planta cuadrada. Al abrir la puerta de anbang, debes recorrer un pasillo con piso de madera y bajar a la terraza de piedra para ponerte los zapatos. Luego hay que cruzar el patio, subir las escaleras hasta la estrecha terraza frente a sarangbang, quitarse los zapatos en la piedra de la terraza, y finalmente entrar a la habitación. Es un recorrido largo que obliga a quitarse y ponerse repetidamente los zapatos, pero esas interacciones hacen que el espacio parezca más grande. En un apartamento típico coreano, la sala de estar está justo afuera del dormitorio principal, y el otro dormitorio conecta justo al otro lado. El recorrido de un punto a otro es corto y sencillo, pero precisamente por eso un apartamento puede parecer pequeño y estrecho.

Además, el patio de un hanok opera como una especie de zona de amortiguación, e incluso en una familia amplia todos tienen asegurada cierta privacidad. Gracias al pasillo y al patio con suelo de madera entre anbang y sarangbang, resulta menos incómodo vivir con los suegros. En Sujoldang, el espíritu de una casa tradicional fue incorporado al diseño.

 

fea3-4.jpg

Mahk House, nuevo espcio cultural en Tongui-dong, Seúl, es un antiguo hanokrenovado por el arquitecto Cho Byoung-soo para resaltar la naturaleza expansible de las casas tradicionales coreanas. Conserva los techos y pilares, pero las paredes fueron derribadas para suprimir la separación entre el interior y el exterior.
© Ha Ji-kwon

EXPANSIBILIDAD
Mahk House, un hanok ubicado en Tongui-dong, al oeste del Palacio Gyeongbok, en el centro de Seúl, remodelado por Cho Byoung-soo, capta la innata capacidad de expansión de una casa tradicional coreana. En una casa de estilo occidental, el nombre de cada habitación (estudio, dormitorio, comedor, sala de estar) lo decide su función, algo que no sucede en el hanok. Si pones mantas y ropa de cama en una habitación y duermes allí, esa habitación se convierte en dormitorio; si pones un escritorio para estudiar, se convierte en estudio; y si pones la mesa del comedor y la familia se reúne para comer, se convierte en comedor. Es decir, cada habitación se adapta a la funcionalidad según se requiera.

Es más, la sala principal de sarangchae generalmente se dividía en superior e inferior y, cuando había muchos invitados, se abría la puerta corredera y ambas habitaciones se convertían en una gran sala. Al celebrar un banquete en una ocasión especial, la sala principal y la sala con suelo de madera de los cuartos interiores se abrían y también se usaban.

Con esta expansibilidad en mente, Cho eliminó casi todas las paredes de una vieja casa que había sobrevivido más de un siglo, dejando solo los pilares y el techo. Mahk House, previamente una casa familiar, es ahora un centro cultural que incluye una galería y un café.

La arquitectura suele definirse como el “recipiente que contiene la vida humana”. De ser así, primero debería vaciarse el recipiente del todo para luego poder llenarse. Esto se evidencia en Mahk House, al igual que un tosco cuenco de cerámica se convierte en vaso de agua o taza de licor según el líquido que se vierta en él. De ahí el nombre de “mahk”, que describe algo imperfecto o incompleto. Hoy en día, la gente derriba casas de solo unas décadas para construir otras nuevas porque eventualmente se perciben como anticuadas y vagamente incómodas. Pero esa demolición y reconstrucción generan derroche y un gran volumen de escombros. Así, Mahk House posee un profundo significado en un momento en que reciclar recursos es prioritario.

 


Seo Yoon-young Columnista de arquitectura

전체메뉴

전체메뉴 닫기