메인메뉴 바로가기본문으로 바로가기

2022 WINTER

Los directores elevan el arte

A medida que los K-dramas crecieron en escala y alcance, los PD (productores) salieron de la sombra de los guionistas. Asimismo, los directores de televisión se sumaron a los del mundo del cine y juntos aportan perspectiva y personalidad a la pequeña pantalla, cautivando al público y logrando un gran reconocimiento mundial.

(De izda. a dcha.)
Yeon Sang-ho de “Hellbound”, Lee Jae-kyoo de “All of Us Are Dead”, Lee Eung-bok de “Sweet Home” y Hwang Dong-hyuk de “Squid Game”.
© Netflix



Muchos coreanos creen que los guionistas juegan un papel esencial al producir series de televisión. Cuando preguntan: “¿De quién es este drama?” generalmente preguntan por el guionista y no por el productor (PD).

Por supuesto, hay PDs de renombre como Lee Byung-hoon, quien dirigió Dae Jang Geum (más conocida como “Jewel in the Palace”), uno de los primeros éxitos internacionales de la ola coreana, capaz de elevar las expectativas de la audiencia solo con su nombre. Pero normalmente son considerados como directores ejecutivos.

Aunque el crédito acumulado por los guionistas no remitirá, crear historias convincentes y ajustar las narrativas para aumentar la audiencia requiere de asombrosas habilidades antes y durante la producción. Pero el cambio en el proceso productivo de series televisivas de la última década ha elevado el protagonismo y el nivel de los directores.

Cuando la producción de series de TV aún no era el gran negocio que es hoy, la principal tarea de los PDs era entregar los episodios en plazos ajustados y con presupuestos modestos, además de comunicarse con actores y escritores. Pero a medida que las producciones crecen en escala y alcance, deben mostrar mucha más creatividad y destreza.


 

El dinero cambia el escenario
En la década de 1990 y principios de 2000, los K-dramas eran mayormente producciones internas de canales de televisión. Pero cuando la ola coreana llegó a China, Japón y el Sudeste Asiático, las productoras independientes tomaron las riendas y aumentaron sus inversiones.

Para asegurar la financiación, los derechos de emisión y streaming se venden antes de comenzar a rodar. La popular “Descendants of the Sun”, emitida por KBS2 en 2016, se convirtió en modelo. El presupuesto de 13 mil millones de wones (entonces unos 10,4 millones de dólares) quedó cubierto antes de emitir simultáneamente la serie en Corea y en China. Hasta entonces, prácticamente ningún guionista se había atrevido a escribir una obra de gran presupuesto. Pero la fórmula de venta en preproducción desató la imaginación de los guionistas. Se abrieron a todo tipo de géneros - thrillers, crimen, ciencia ficción y fantasía- y hasta incluyeron escenas rodadas fuera de Corea y otras costosas demandas de los guiones.

Con “Descendants of the Sun”, la percepción general de los PDs también quedó atrás. Su guionista, Kim Eun-sook, giró hacia la fantasía con “Guardian: The Lonely and Great God” y siguió con el exitoso drama de época “Mr. Sunshine”. Esos tres trabajos fueron dirigidos por Lee Eung-bok, quién comenzó a destacar por su éxito. Más tarde Lee amplió su espectro con la oferta de monstruos de terror “Sweet Home”, una serie original de Netflix de 2020.



Escena de “Sweet Home”, una serie de monstruos donde el director Lee Eung-bok abandona su género habitual. Contar con presupuesto ha llevado a los directores a esforzarse aún más.
© Netflix


Cruzando límites
Los directores de cine coreanos solían evitar las series de televisión por sus calendarios terriblemente ajustados. Pero los servicios de streaming y los cambios en preproducción los animaron a hacer televisión. Hoy día, los directores ya no se encasillan en categorías estancas como cine o televisión. La línea entre estos sectores del entretenimiento se ha vuelto difusa y frecuentemente los directores trabajan en ambos ámbitos.



La actriz Bae Doona interpreta a una enfermera en la serie de terror “Kingdom”. El director Kim Sung-hoon creó un nuevo tipo de zombi con elementos de la Dinastía Joseon, época de ambientación del drama.
© Netflix

El director Yoon Jong-bin prepara a los actores para una escena en “Narco Saints”, debut televisivo donde demostró su madurez técnica. Con una filmografía impresionante, este director ha venido mostrando cómo adaptarse a un orden totalmente diferente.
© Netflix



Varios directores de cine han producido numerosos K-dramas que lograron atención mundial con Netflix, que ha invertido mucho en las producciones coreanas. Por ejemplo, “Kingdom” fue dirigida por Kim Sung-hoon, cuyo thriller de acción de 2014 “A Hard Day” compitió en la Quincena de Realizadores del Festival de Cine de Cannes.

Antes de que Hwang Dong-hyuk ganara un Emmy por dirigir el gran éxito de Netflix de 2021 “Squid Game”, produjo las películas “Miss Granny”, adaptada en muchos países, y “The Fortress”, que recibió varios premios en festivales nacionales e internacionales. Yoon Jong-bin, quien firmó “Narco-Saints” de Netflix, también produjo “Nameless Gangster: Rules of Time” y “Spy Gone North”, que ganó premios en muchos festivales de renombre.



El director Yeon Sang-ho (dcha.) da indicaciones al actor Yoo Ah-in antes de reanudar el rodaje de “Hellbound”. Yeon estudió bellas artes. Es director y guionista de animación, webtoons, cine y televisión.
© Netflix

El director Lee Jae-kyoo explica el concepto al actor Park Ji-hu durante el rodaje de “All of Us Are Dead”, un apocalipsis zombi. Lee prestó especial atención a los detalles. Por ejemplo, los uniformes de los estudiantes son verdes para contrastar fuertemente con las manchas de sangre.
© Netflix



Este intercambio de formatos no fue unilateral. Por ejemplo, Yeon Sang-ho era productor de animación antes de intentar hacer cine. Obtuvo gran éxito en 2016 con “Train to Busan”, una aclamada película de zombis, y en 2021 dirigió la serie original de Netflix “Hellbound”, que la crítica extranjera definió como fantasía oscura o de terror”.

Lee Jae-kyoo comenzó como PD de series de televisión y sus primeros trabajos “Damo: The Legendary Police Woman” (2003) y “Beethoven Virus” (2008) obtuvieron varios premios. Luego dirigió películas entre 2010 y 2018 antes de volver a la pequeña pantalla con la serie sobre el apocalipsis zombie “All of Us are Dead”. Lanzada por Netflix en 2022 logró tanta popularidad que ya han pactado una segunda temporada.

Experiencia y detalle
Las historias románticas, familiares y de época ocuparon un lugar central en la década de 1990, periodo de resurgimiento de las series coreanas. Pero en la década de 2000, con Internet y la televisión por cable, los espectadores descubrieron series extranjeras con más géneros de los que ofrecía el panorama televisivo coreano.

El director Ahn Pan-suk respondió con el gran éxito “Behind the White Tower” (2007), una adaptación televisiva de la homónima novela japonesa de Toyoko Yamasaki. Este drama médico realista sin toque romántico atrapó a los espectadores. Y luego llegaron gran cantidad de series sobre profesionales, como médicos, abogados o detectives, con directores que iban más allá de la fiel representación de la serie de origen, buscando la perfección artística.

Kim Won-suk personificó este esfuerzo. Mayormente conocido por producir K-dramas de un episodio en la década de 2000, su dirección detallista y sensible de la siguiente década logró éxitos de audiencia como “Sungkyunkwan Scandal” y “Misaeng”, basados en una novela romántica y un webtoon, respectivamente. También firmó una serie policial de fantasía de estilo retro “Signal” y la serie dramática “My Mister”, repletas de emociones únicas que evocan el ambiente nocturno de Seúl. En “Arthdal Chronicles”, su imaginación saltó a un tiempo y espacio prehistóricos nunca antes explorados por los dramas coreanos de época. Cada uno de sus trabajos llevó las series de televisión coreanas a un nuevo ámbito.

Y no podemos obviar a Yoo In-sik. Descrito como director metódico y meticuloso, sus obras están repletas de emoción y singularidad, lo que las convierte en raras franquicias. La mayoría de los K-dramas son de una sola temporada, pero el trabajo de Yoo es una notable excepción. Dos de sus series, “Mrs. Cop” and “Dr. Romantic”, tuvieron dos temporadas y la última prevé una tercera con Yoo tras la cámara. “Extraordinary Attorney Woo”, su serie más reciente, estuvo semanas en el top ten mundial de Netflix en 2022 y se espera una segunda temporada.

Los directores de K-dramas se toman tan en serio guiar a los actores como la puesta en escena. A menudo se alude a una brillante actuación como factor de éxito de las series coreanas, y los directores deben aprovechar al máximo la sinergia entre actores y personajes.


El director Yoo In-sik consulta con el actor Park Eun-bin antes de filmar una escena de “Extraordinary Attorney Woo”. Desde su debut en 2003, casi todos los trabajos de Yoo han sido un éxito y esta serie demostró de nuevo lo que un director experimentado puede ofrecer.
© ASTORY


Pero no es casualidad que Hwang Dong-hyuk y Lee Jung-jae fueran reconocidos en los Premios Emmy 2022, los más prestigiosos de la televisión estadounidense. Por su trabajo en “Squid Game” lograron el Emmy a la Mejor Dirección y al Mejor Actor Principal de serie dramática, respectivamente, logro que muestra la competitividad de los K-dramas, producto del esfuerzo colaborativo entre actores y directores.



Jung Duk-hyunCrítico de cultura pop

전체메뉴

전체메뉴 닫기