메인메뉴 바로가기본문으로 바로가기

Features

2022 SPRING

Música tradicional: remezclas para la escena global

Límites a horcajadas de instrumentos

La tradición musical de Corea incluye instrumentos nativos de la antigüedad y otros llegados del continente euroasiático. Durante la larga historia del país, han encapsulado su cultura y sensibilidad, con modificaciones para expresar mejor los sonidos de cada época.


Los instrumentos musicales de un país reflejan su entorno cultural. Los materiales, formas, tamaños y técnicas de interpretación que determinan el sonido de un instrumento, son una amalgama de elementos como ubicación geográfica, entorno, cultura y religión. Y, sin embargo, casi todos los instrumentos poseen cualidades de fuera de las fronteras de la nación. Cuando las culturas de las regiones vecinas chocan y convergen, nacen nuevos instrumentos. La identidad de un instrumento no es estática, sino que evoluciona constantemente.

Los instrumentos tradicionales coreanos no son una excepción. Algunos fueron importados de China hace muchos siglos, otros fueron recuperados tras caer en desgracia y tuvieron una segunda vida en Corea, y también hay versiones de instrumentos occidentales adoptados durante el siglo XX. Algunos siguen siendo modificados en la actualidad para mejorar su volumen o ampliar su rango. Las iteraciones trascienden barreras al rediseñar su semblante y sonido.

En la era moderna, a medida que la música occidental llegaba a Corea, bandas, cuartetos y orquestas se convirtieron en intérpretes principales. Y los instrumentos coreanos tradicionales que no se adapton bien a esos conjuntos quedaron aparte. Aquellos que producen un volumen bajo o con dificultad de generar armonía suelen tener un papel menor.

En cambio, recientemente hay más músicos solistas que comparten las distintas características de los instrumentos tradicionales con el público. Se están escribiendo nuevas composiciones para instrumentos que quedaron atrás porque no podían mostrar su tono original en un grupo, o para aquellos que apenas se tocaban en solitario. Tanto los instrumentos tradicionales, como el género de la música tradicional en sí, se interpretan de forma mucho más diversa. Hoy día, los instrumentos tradicionales se usan en una amplia gama de géneros musicales, desde piezas creativas centradas en la gramática de la música tradicional hasta obras que fusionan géneros.

Presentamos algunos de los instrumentos tradicionales coreanos más populares de los últimos años.

 

GeomungoEl mejor de todos los instrumentos

El geomungo, una cítara de seis cuerdas, era siempre catalogado como el mejor instrumento musical coreano, pues no solo servía para interpretar música, sino también para el cultivo y el control mental. A simple vista se parece al gayageum, una cítara de 12 cuerdas. Ambos están hechos en madera con cuerdas de seda, pero son muy distintos en tono, fabricación e interpretación. El gayageum se toca presionando las cuerdas y estirándolas con la mano, mientras que el geomungo posee cuerdas más gruesas y produce un sonido grave y pesado. Se toca punteando las cuerdas con un palo, llamado suldae, en una mano mientras que la otra mano estira o empuja las cuerdas. Esta combinación de percusión y cuerdas emite un sonido contenido pero más fuerte que otros instrumentos de cuerda.

El geomungo tuvo un papel clave en los grupos tradicionales. Ahora su importancia ha disminuido gradualmente y no hay muchas piezas nuevas para este instrumento por diversos motivos. Pero ante la prevalencia actual de bandas y orquestas de estilo occidental, principalmente se debe a que el bajo volumen y los tonos simples del geomungo disuaden de su uso por el esfuerzo que requiere su interpretación.

Ciertamente, no es fácil crear una pieza que muestre plenamente las particularidades del geomungo, pero eso no ha impedido que algunos músicos obtengan elogios solo con el geomungo. Hwang Gina, solista de geomungo y creadora musical, ofrece sensuales y contemporáneas obras que amplían las posibilidades de este instrumento. Su sencillo digital, “Mess of Love”, lanzado en 2021, expresa la conflictiva psicología de hombres y mujeres que lidian con la separación. En una composición con ingenio, un desarrollo y una conclusión claros, el geomungo ofrece un entretenimiento rítmico perfecto.

 

PiriVida insuflada en madera

Algunos instrumentos cobran vida cuando la respiración del intérprete se canaliza a través de un orificio de madera. Piri es un instrumento de bambú vertical comparable a un oboe. Hay tres tipos según tamaño y función: hyangpiri, literalmente “piri local”, el tipo más largo de piri; el esbelto sepiri; y dangpiri, o “Tang piri”, que básicamente se usaba para tocar música cortesana y derivada de China.

Piri asume la melodía principal en gran parte de la música tradicional coreana, desde música palaciega hasta música folclórica. En general, los instrumentos de viento se dividen entre aquellos con lengüeta (pieza delgada que vibra para producir sonido) y los que no la tienen. Piri posee una lengüeta doble llamada “seo” y se toca soplando por el orificio, controlando la fuerza y abriendo y cerrando los agujeros tonales (jigong) con los dedos. El músico usa la lengua o ajusta la posición de la lengüeta para controlar el tono, usando varias técnicas que solo permite la flauta piri. Controlar tan sensibles factores requiere de gran sensibilidad y habilidades.

Piri permite tocar un amplio espectro musical. Gracias a su timbre firme y potente, suele ser responsable de la melodía principal en obras contemporáneas. Sorprendentemente, es raro ver conjuntos solo con músicos de piri. BBIRIBBOO, una banda de tres integrantes compuesta por dos músicos de piri y un productor, es una de las excepciones. Destaca por el encanto de piri y por las ingeniosas e innovadoras interpretaciones de un amplio repertorio tradicional.

“In Dodri”, lanzado en 2021, es una revisión funky de “Yangcheong Dodeuri”, una de las tres piezas de “Celebrating Eternity” (Cheonnyeon Manse), suite clásica en los banquetes de la corte de la dinastía Joseon (1392-1910). Tiene tempo rápido y melodías animadas y pegadizas. Tomando prestados y reinterpretando estos atributos, “In Dodri” se toca con piri y saenghwang, un órgano de boca de lengüeta libre.

 

Ulla Vibración y resonancia

Ulla es un instrumento tradicional coreano relativamente nuevo. Fue introducido desde China, pero no se ha confirmado una fecha definitiva. No se menciona en el principal libro de música de principios de la Dinastía Joseon, “Canon of Music” (Akhak gwebeom), publicado en 1493, pero figura en fuentes históricas de la segunda mitad del período Joseon.

Ulla es un instrumento de percusión que consta de 10 pequeños gongs de cobre que cuelgan de un marco de madera. Los gongs se tocan con una varilla pequeña, que se sostiene con una o con ambas manos. Están dispuestos en cuatro filas, y cada tono aumenta gradualmente de abajo a arriba y de izquierda a derecha. El gong superior tiene el tono más alto. A diferencia de otros instrumentos de percusión, ulla permite tocar melodías, pero generalmente se usa en grupos de percusión y las piezas solistas para ulla son raras. Hoy en día, principalmente se usa para acompañar la ceremonia de cambio de guardia en los palacios reales o recrear una procesión real.

La percusionista Han Solip presentó recientemente varias piezas notables para ulla y otros instrumentos de percusión. Su primer sencillo digital, “All Grown-ups Were Once Children”, lanzado en 2018, ofrece tonos claros y puros de ulla en una atmósfera cálida y ensoñadora. Esta pieza solista regala una sensación distinta a la música procesional tradicional, al centrarse en reverberaciones suaves y líricas melodías, y no en el sonido claro y penetrante de los gongs al ser golpeados con fuerza. Se espera que este sonido moderno y minimalista anime a otros músicos a explorar las posibilidades de este instrumento los próximos años.

 

© Choi Yeong-mo

Cheol-hyeongeum La guitarra transformada

Cheol-hyeongeum es una cítara con cuerdas de acero ideada por Kim Yeong-cheol, un maestro equilibrista y miembro de una banda namsadang o artistas masculinos itinerantes en la década de 1940. Es un raro ejemplo de guitarra modificada para adaptarse a la gramática de los instrumentos musicales tradicionales coreanos. Se dice que surgió mientras Kim tocaba la guitarra por diversión, colocándola en el suelo como un geomungo. Y vio que las cualidades de la guitarra y el geomungo combinaban estupendamente. Los instrumentos de cuerda coreanos suelen llevar cuerdas de seda, pero cheol-hyeongeum lleva cuerdas de acero, como algunas guitarras. Se toca como el geomungo: con la mano derecha se sostiene un palo llamado suldae para pulsar las cuerdas, mientras que la izquierda se mueve como un tobogán a lo largo. El resultado es un tono totalmente distinto al de una guitarra con cuerdas de acero. A caballo de un sutil límite entre instrumentos, está impregnado de moderna vitalidad y de la energía del cambio.

Cheol-hyeongeum no es un instrumento común entre los intérpretes de música tradicional y pocos se especializan en tocarlo. Tampoco tiene muchas composiciones, aunque recientemente hay más ocasiones de escucharlo en nuevas y creativas obras. Aparece en torno a la mitad de una pieza de 2019, “The Waves of the Neocortex” del trío de gayageum Hey String, produciendo melodías metálicas, agudas pero redondeadas, que contrastan con las melodías del gayageum.

 

© Song kwang-chan

JangguPrincipio y fin de la canción

Janggu es un tambor de dos parches muy frecuente en la música tradicional coreana. Casi siempre se toca tanto al principio como al final de una pieza musical, por su papel de control del tempo con los latidos. Este tambor se fabrica ahuecando el interior de un tronco largo, dejando un tallo delgado en el medio. El resultado tiene forma de reloj de arena al que se añaden unos parches de cuero en los extremos que se sujetan con cuerdas, que suenan al ser percutidas. El lado izquierdo del janggu, llamado norte o “gung”, se golpea con la palma de la mano o con un mazo redondeado llamado gungchae, y el lado derecho, llamado “chae”, se toca con un palo de madera largo y delgado llamado yeolchae. También se conoce como janggo o seyogo (tambor de cintura delgada).

En general, janggu es un instrumento de acompañamiento, aunque hay piezas que muestran las vibrantes y deslumbrantes melodías y técnicas del janggu, como el seoljanggu (hazañas individuales) y el pungmulgut (desfile de bandas de granjeros). Sin embargo, no es frecuente ver piezas musicales íntegras para instrumentos de percusión y, naturalmente, la música centrada en la percusión presenta límites respecto a la de los instrumentos melódicos. Recientemente, sin embargo, hay más solistas de percusión y el alcance de su música se expande más allá de lo habitual.

Kim So Ra es una de las más activas. En su segundo álbum, “Landscape”, lanzado en 2021, presenta su propio giro en ritmos de percusión en música tradicional de agricultores y música chamánica. Sus actuaciones se caracterizan por una energía explosiva y una belleza contenida a la vez. Delicadamente, oscila entre tensión y relajación, mostrando la dinámica energía del instrumento. Permite apreciar una interpretación de janggu como partitura completa.



Seong Hye-inCrítica musical

전체메뉴

전체메뉴 닫기