메인메뉴 바로가기본문으로 바로가기

Features

2022 SUMMER

En la recepción del Hotel Éxito

La promotora de hoteles Han Lee-kyung está a la vanguardia de las últimas tendencias en la escena hotelera coreana. Comparte su opinión sobre los recientes cambios y explica qué convierte a un hotel en exitoso y singular.

La promotora hotelera Han Lee-kyung, directora gerente de Polaris Advisor, intenta convertir las estadías en experiencias memorables, tendencia que destaca en los hoteles actuales.

La pandemia ha cambiado la forma de viajar. Paradójicamente, la crisis trajo una gran oportunidad a la industria hotelera nacional en Corea. Con las restricciones para viajar al extranjero, las escapadas a destinos nacionales se dispararon. De hecho, la demanda de alojamiento en enclaves populares fue tal que reservar era casi imposible. Ahora, los hoteleros coreanos buscan nuevas estrategias para mantener ese impulso.

Han es elogiada por su experiencia en construcción, desarrollo inmobiliario y sector hotelero. La conocí en WonAngARi, en Cheonyeon-dong, Seúl. Creado en 1960 como WonAng Inn, Han renovó ella misma este edificio de 40 metros cuadrados que desde 2019 gestiona como espacio cultural de usos múltiples.

Han Lee-kyung tiene mucha información sobre el tema. Durante los últimos 20 años ha trabajado en la promoción de unos 40 hoteles y resorts en todo el mundo, desde América del Norte hasta Europa, Emiratos Árabes Unidos, Malasia, China o Japón. Actualmente es fundadora y directora general de Polaris Advisor, empresa que gestiona las nuevas aperturas de Marriott Hotel Group en Corea.


¿Qué proyectos son particularmente significativos para usted?
Como promotora de hoteles, estaría orgullosa de crear un proyecto como SANGHA Retreat by Octave en cualquier parte del mundo. Fue el primer espacio de bienestar holístico en China, ubicado en 19 hectáreas. Para minimizar el impacto en la naturaleza, reutilizamos cosas desechadas y descartamos el mármol, por el daño que causa la minería. Y al usar madera, la dejamos desnuda, sin recubrimientos de cera o pintura, siempre que fue posible.

Hay otro centro similar de bienestar urbano en Shanghái, llamado THE LIVING ROOM by Octave. Al crear esos proyectos, muchos se preguntaban: “¿Qué es el bienestar? ¿Por qué lo necesitamos?” Pero ahora los hoteles lideran las nuevas tendencias. En poco tiempo, recibieron la atención de medios como “Forbes”, algo muy gratificante.

¿Cuál fue su proyecto estrella en Corea?
Creo que Fairfield by Marriott Busan Songdo Beach. Inauguramos en mitad de la pandemia y todos estábamos bastante preocupados. Pero desde la apertura ha ido tan bien que ya es una historia de éxito. En este hotel los huéspedes pueden disfrutar de un ambiente limpio y sofisticado a precio razonable, y todas las habitaciones ofrecen vistas al mar. En cuanto a hoteles de lujo, destacaría Josun Palace Seoul Gangnam. Destaca por la impresionante vista desde las plantas superiores.

¿Qué hace únicos a los hoteles coreanos?
Al hablar de hoteles las instalaciones son importantes, pero un personal entrenado y experimentado es absolutamente crucial. El estilo de servicio de los empleados de hoteles coreanos no es demasiado estricto ni demasiado cortés. En pocas palabras: son apropiadamente agradables, aunque mantienen un trato refinado. Y como muchos de estos empleados hablan inglés, los extranjeros probablemente se sentirán más relajados en hoteles coreanos que en otros países de Asia.

Josun Palace es el buque insignia de la lujosa marca Josun Hotels and Resorts. Figura en la “2022 Hot List” de la revista de viajes Conde Nast, que incluye aperturas destacadas. Desde la piscina puede verse el distrito de Gangnam, en Seúl.
© JOSUN HOTELS & RESORTS Co.

¿Cuán importante es la ubicación de un hotel?
Corea puede parecer pequeño en el mapa, pero su terreno es muy diverso. En la provincia de Gangwon sorprende el paisaje escarpado, y justo en su corazón se ubica Park Roche Resort & Wellness. Disfrutar de un menú saludable y ecológico de verduras y hortalizas silvestres en tan natural entorno es una experiencia remarcable.Aparentemente “a mundos de distancia”, en la provincia de Jeolla, las montañas son suaves, y hay salinas, algo poco común en todo el mundo. Además, el 40% de los dólmenes del mundo se ubican en Corea, y 1665 de ellos están en Gochang, provincia de Jeolla del Norte. En el año 2000, todo el entorno del pueblo de Jungnim, con alta concentración de dólmenes, pasó a ser Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Además posee buenas tierras de cultivo, lo que hace que la cocina también sea excelente. Muchos platos especiales tan solo se cocinan al vapor y se sazonan, por lo que destacan como alimentos para el bienestar. En Corea, ubicación, gastronomía y hoteles pueden fusionare en uno.

¿Cómo han cambiado las tendencias hoteleras?
Los hoteles comenzaron en la época griega y romana, básicamente como lugar para comer y dormir. En tiempos modernos y contemporáneos empezaron a cambiar con el concepto de vacaciones, pero hasta hace unos años, los hoteles de cadenas globales eran extremadamente genéricos. Al despertar parecían tan iguales que no había forma de saber dónde estabas. La gente comenzó a cansarse de eso, y los hoteles boutique llegaron a escena para atender esos estilos de vida individuales. En Estados Unidos hasta se puso de moda recrear tapices o diseños de hoteles boutique en los hogares. Ahora, el interés de la gente se centra en la llamada “experiencia”.

¿Hacia dónde evolucionan las tendencias?
Los hoteles se enfocan en ofrecer experiencias. Como hay huéspedes que desean apreciar el arte, el arte multimedia y otras obras se llevan a los hoteles. Y como los huéspedes buscan cada vez más experiencias reparadoras, surgen paquetes sobre bienestar. El diseño del hotel también refleja estos cambios. Si antes el interior de los hoteles se basaba exclusivamente en mármol caro y candelabros resplandecientes, ahora, al prevalecer la conciencia ecológica y problemas como el calentamiento global, prima un estilo más respetuoso con el medioambiente. Un ejemplo en Estados Unidos sería The One Boutique Hotel New York, cuyo interior te hace sentir como en una cabaña de troncos. En vez de un tapiz elegante presenta un audaz acabado en madera. También se tiende a no usar recargadas alfombras, como en el pasado. Los hoteles buscan ser lo más ecológicos posibles: más cómodos y sencillos.

Lobby del Hotel Fairfield by Marriott Busan Songdo Beach. Diseñado para clientes que valoran lo práctico y racional, todas sus habitaciones ofrecen vistas a Songdo, una de las playas turísticas más antiguas de Corea.
Cortesía de Han Lee-kyung

Parece tener un sexto sentido sobre tendencias…
Los hoteles no son pioneros en tendencias per se, eso requeriría una inversión a gran escala. Normalmente siguen la demanda de los clientes, pero no deberían seguir tendencias, sino crearlas. Por supuesto, hemos de observar en detalle medios como Instagram para ver qué inspira a las personas, pero también hemos de discernir y captar los cambios antes de que sucedan, para anticipar hacia dónde van las cosas. Eso requiere que un músculo del pensamiento sea lo más robusto posible. Leo vorazmente: filosofía, literatura, historia, ficción, cualquier cosa en realidad, y mientras leo, reflexiono sobre mi propia forma de pensar.

Parece que la pandemia ha cambiado las prioridades…
Creo que a la gente le preocupa más la privacidad y la higiene. La gente busca disfrutar su tiempo de forma segura con sus familias y no mezclarse con extraños. Ahora los hoteles ya no se diseñan con habitaciones abarrotadas en hilera como antes. El diseño de las tuberías también está cambiando, para esterilizar el aire frío y caliente antes de salir mediante métodos como luz láser. Además, al haber menos clientes para garantizar la distancia física, parece inevitable aumentar los precios. La polarización es cada vez más latente: hoteles de lujo cada vez más exclusivos y hoteles económicos aún más básicos, mientras los del medio desaparecen.

¿Qué hoteles recomendaría?
Estrictamente hablando, no son hoteles, pero hay algunas estancias en hanok [casa tradicional coreana] realmente dignas de mención, como Ntjam, Mouryub y Saro, ubicadas en Jeonju, provincia de Jeolla del Norte, todas a cargo de jóvenes recién salidos de la universidad. Su ropa de cama es similar a la de los hoteles de lujo, una agradable sorpresa. Mantienen esa sensación abierta y acogedora única de los hanok, pero aunque son tradicionales también son muy modernos. Por eso cualquiera, al margen de sus preferencias, tendrá una grata experiencia allí.

Además, el Stanford Hotel & Resort en Tongyeong, provincia de Gyeongsang del Sur, es bastante bueno. Casi todos los años voy al Festival Internacional de Música de Tongyeong y siempre me alojo allí. No es que no tenga defectos, pero la vista al mar desde la terraza siempre es un bálsamo para los ojos doloridos. Poder escuchar las olas y sentir la brisa del mar es una verdadera palanca de venta.

Kwon Ki-bong Autor
Heo Dong-wuk Fotógrafo

전체메뉴

전체메뉴 닫기